• mar
    15
    Escrito por redaccion@itnegocios.com 15-03-2012

    Warning: Illegal offset type in /home/www/itnegocios.com/wp-content/themes/itnegocios/functions.wp-amt.php on line 289

    “Abandonar la zona de confort y lo seguro, es la única forma de crecer".
     

    Especial para ITnegocios

    Si usted está pensando en generar mayor competitividad y cree que lo más conveniente es: cambiar el logotipo de su empresa para refrescar la marca, instaurar el área de marketing a través de personas encargadas o contar con grandes presupuestos para innovar, está equivocado. Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

    A lo largo de 20 años de experiencia y de trabajar con todo tipo de empresas, Rodrigo Ferro, socio y Gerente de planeación de AZUL Innovación, consultora en innovación, ventas, mercadeo, comunicaciones estratégicas y gestión comercial, identifica cinco puntos claves en los que se basa el crecimiento de una empresa:

    Cincoclaves para el crecimiento empresarial

    1) Las ventas:son el motor de la empresa. Las compañías existen gracias a las ventas pero no crecen indefinidamente por ellas, pues llegará un momento del ciclo de vida en el que se estanquen y no se encuentren nuevas formas de prosperar. Es allí cuando aparece la segunda fuente.

    2) El marketing (o mercadeo):cuando las ventas se estancan, las empresas empiezan a considerar el mercadeo. Sin embargo, su primera reacción es pensar a quién van a contratar y no cómo implementar una estrategia transversal que los haga crecer. Es decir, se piensa en el marketing más como una persona que ocupa un cargo o un departamento, que como un “modo de vida” de la empresa.

    3) La marca:casi paralelamente al desarrollo de mercadeo en la compañía, el empresario siente la necesidad de ver más competitiva su marca. Generalmente, decide modificar el diseño de su logotipo pensando que la marca es sinónimo de imagen gráfica. Al sentirse más grande, piensa un poco más grande. El problema es que no se contemplan los atributos y valores de la marca, que son los que soportan la personalidad de la misma y su relación con sus públicos de interés, y a su vez hacen que un consumidor o usuario la prefiera sobre otras de la competencia.

    4) La innovación:la mayoría de empresarios cree que la innovación es un asunto de tamaño. Es decir, que sólo empresas grandes tienen acceso a lo que se conoce como innovación y que se asocia, generalmente, con tecnología y grandes presupuestos de investigación y desarrollo. Por estas razones, es que hay poca innovación en Colombia, porque no se desarrolla tecnología y el imaginario es que sólo de allí provienen los avances. En este sentido, para generar innovación se debe producir valor para el consumidor o usuario final, mediante novedades producidas en la mezcla de mercadeo de los productos y/o servicios de la empresa.

    5) La gente:ninguna de las anteriores fuentes de crecimiento se maneja por sí sola. Todas, sin excepción, requieren personas. Por ello, el recurso humano necesita potenciarse desde la administración de las empresas, tengan o no un departamento de recursos humanos. De hecho, la experiencia de este consultor evidencia que “la mayoría de empresas en Colombia, que son pymes, no cuentan con esta área y por tanto no se generan programas que mejoren las habilidades y competencias de su gente”.

    Además, Rodrigo Ferro afirma que “este año se presenta como contradictorio. Un ambiente global enrarecido por el contraste de bajo crecimiento de históricos gigantes como Estados Unidos y algunos países europeos, economías cada vez menos emergentes que se desaceleran y una América Latina con algunas perspectivas de crecimiento”.

    En este contexto, activadas por la entrada en vigencia de varios TLC, incluido el de Estados Unidos, las empresas colombianas deben prepararse para competir frente a frente con grandes compañías provenientes de todas partes del mundo, pues el Gobierno Nacional está adelantando ruedas de negocios para que organizaciones de distintos países aprovechen los tratados de libre comercio e inviertan en Colombia, lo cual generará empleo y a su vez mayor competencia. En este sentido, AZUL Innovación proporciona cinco claves para mejorar la competitividad.

    1) Revise los sistemas de administración de ventas:Uno de los casos más repetitivos en las empresas es que las ventas se realizan con la implementación de algunas herramientas comerciales, pero no sistemas de ventas. Esto impide que se aprovechen oportunidades reales en el mercado con gran potencial. ¿Qué puede hacer ya? “Evitar que los vendedores salgan sin rumbo o a ver qué pescan”, expone Ferro.

    2) Disponga la estrategia de mercadeo al servicio de las ventas:Pensar en qué cosas, materiales o ayudas necesitan los vendedores e inmediatamente diseñar, producir y entregar el material. Esta etapa es fácil y de impacto inmediato.

    3) Analice las diferencias de su marca:Hacer un recorrido (real o virtual) por las marcas de los competidores directos y revisar si su marca tiene algunas limitaciones al compararla con la competencia. No se debe empezar por cambiar el logo, mejor revise cuáles son los valores que soportan su marca y escríbalos en un papel. Luego, analice si esos valores lo diferenciarán.

    4) Implemente un sistema rápido de ideas de mejoramiento:Aunque no empezará innovando, estará más cerca de hacerlo. Una forma fácil y rápida de lograrlo es montar un concurso interno para mejorar algún proceso, esto le permitirá a la gente participar y generar ideas en un ambiente de confianza.

    5) Convierta a su gente en multiplicadora:Empiece por valorar a cada persona desde lo que hace, determinando quién puede ser un multiplicador interno. Por ejemplo, si tiene un líder dentro de la empresa, reconocido como tal por sus compañeros, propóngale ofrecer una breve charla a todos sobre cómo es su estilo de vida y qué ha hecho para desarrollar esa habilidad. Si bien no tendrá un plan de entrenamiento, empezará a generar un ambiente participativo y de crecimiento de su personal.

    Si siente que son muchas actividades para la realidad de su empresa, empiece sólo por una o dos. Lo importante es que sea constante para que vaya ganando competitividad.